Préstamos con garantía hipotecaria

Si está pensando en obtener un préstamo con garantía hipotecaria o una línea de crédito con garantía hipotecaria, compare precios. Compare primero el financiamiento que ofrecen los bancos, las cajas de ahorro y préstamo, las cooperativas de crédito y las compañías hipotecarias. Si tenemos la intención de comprar, seguro que esto puede ayudarle a obtener mejores condiciones y un mejor trato, lo cual es importante cuando el financiamiento está asegurado por el valor de su casa.

Usar su casa como garantía

¿Qué significa usar mi casa como garantía hipotecaria?

Usted usa u ofrece su casa como garantía cuando pide dinero prestado y “asegura” el financiamiento del préstamo con el valor de su casa. Esto significa que si no paga el financiamiento o deja de pagar las cuotas, el prestamista puede quedarse con su casa como pago de su deuda.

Refinanciar su casa, obtener una segunda hipoteca, obtener un préstamo con garantía hipotecaria u obtener un HELOC son formas comunes en que las personas usan una casa como garantía para el financiamiento con garantía hipotecaria, para disponer de efectivo para invertirlo en donde queramos (Deudas, comprar, etc.).

Si no puede pagar el financiamiento o cuotas, podría perder su casa y cualquier capital que haya acumulado. Su capital es la diferencia entre lo que debe en su hipoteca y cuánto dinero podría obtener por su casa si la vendiera. Las altas tasas de interés, las tarifas de financiamiento y otros costos de cierre y de crédito también pueden hacer que sea muy costoso pedir dinero prestado, incluso si usa su casa como garantía. Hay que tener las cosas muy claras y atadas.

¿Cómo puedo reducir los riesgos de pedir prestado contra mi casa?

Lo primero de todo, considere sus opciones y su presupuesto. Tenga en cuenta los riesgos que implica utilizar su casa como garantía. Si no puede devolver el dinero, podría perder su casa por ejecución hipotecaria.

Hablar con un abogado ayuda mucho, asesor financiero o alguien en quien confíe antes de tomar cualquier decisión.

Algunos prestamistas deshonestos o malas personas dejan dinero a adultos mayores, propietarios de viviendas con recursos modestos y prestatarios con problemas de crédito. Ofrecen financiación basada en el valor de su vivienda, no en su capacidad para pagar el saldo adeudado, esto lleva casi siempre a una deuda imposible de pagar. Si se atrasa en los pagos, el prestamista puede tratar de declarar su financiamiento en incumplimiento y entregarle un aviso de incumplimiento. Por lo general, ese es el primer paso en  el proceso de ejecución hipotecaria, el primer paso para perder su vivienda.

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Un préstamo con garantía hipotecaria, a veces llamado segunda hipoteca, es un préstamo que está garantizado por su casa . Obtiene el préstamo por una cantidad específica de dinero y debe pagarse en un período de tiempo determinado. Por lo general, paga el préstamo con pagos mensuales iguales durante un plazo fijo. Si no paga el préstamo según lo acordado, su prestamista puede ejecutar la hipoteca de su casa y usted perder el dinero ya pagado y perder su casa.

La cantidad que puede pedir prestada, y la tasa de interés que pagará para pedir prestado el dinero (Hay que estudiar muy bien si estos intereses son abusivos o reales), dependen de sus ingresos,  historial crediticio y el valor de mercado de su vivienda. Muchos prestamistas prefieren que no pida prestado más del  80  por ciento del capital  de su vivienda. Yo siempre asesoro que sea como mucho del 70% del valor y que sus cálculos le indiquen que puede devolver el préstamo como mucho en un plazo no superior a 10 años.

Prestamos de capital privado en:
Posted in Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.